Depilar la zona íntima es parte del cuidado personal de cada individuo. Si bien hay una guerra contra la depilación del vello púbico, la mayoría de personas se depilan por higiene, comodidad y estética. 

Y es que no depilarse puede causar dolor, mal olor y hasta la aparición de hongos. Así mismo, puede ser molesto en una cita romántica o al usar bañador en la alberca. 

Existen muchos métodos para depilar la zona íntima: maquinilla, cera, crema y otros. Todos estos métodos tienen sus procedimientos y dificultades. No obstante, siguiendo pequeños pasos, depilarse puede resultar sencillo. 

depilarse la zona intima

Depilación con maquinilla o cuchillas de afeitar

La depilación con maquinilla es una de las formas más rápidas de depilación, pero hay que tener mucho cuidado al momento de hacerlo, ya que un mal movimiento puede causar una cortada y sangramiento, aunque cuando le coges el truco saldrá de forma natural.

Si es la primera vez que te depilas, es recomendable buscar un tutorial de cómo depilarse las pelotas, puesto que es necesario seguir ciertas indicaciones para no cometer un error. 

Lo que debes hacer para conseguir una depilación segura es buscar una tijera, una maquinilla nueva y desechable, agua, crema de afeitar o jabón. 

Si tienes los vellos de la región íntima un poco largos, intenta disminuir con una tijera, pero en cualquier caso recuerda tener mucho cuidado con tu piel cuando realices este procedimiento. Después, humedece la zona, agrega crema para afeitar o jabón y empieza a limpiar desde arriba hacia abajo. 

Cada cierto tiempo debes lavar con agua tanto la maquinilla como la piel, de modo que el corte sea más limpio. Acabado el procedimiento, es recomendable agregar una crema para hidratar. 

Depilación con cera 

La depilación con cera es uno de los métodos de depilación más buscados en la actualidad. El vello se arranca desde la raíz, por lo que tardará mucho más tiempo en crecer. Para hacerlo es necesario contar con cera caliente, tijeras, una toalla, crema hidratante y mucha valentía. 

También te puede interesar..  Descubre el Mejor Cepillo para tu Cabello: Guía para Elegir con Sabiduría

Lo primero es recortar con una tijera las zonas largas, de modo que el dolor no sea exagerado al depilar. Después de esto, es momento de comenzar la depilación de afuera hacia adentro y de arriba hacia abajo. La cera se debe agregar en sentido del crecimiento del vello y se debe retirar en sentido contrario. Al terminar, se debe limpiar con una toalla y luego agregar una crema hidratante. 

Los beneficios de la depilación con cera son variados, el vello tarda más en crecer y se vuelve más delgado con el tiempo, haciendo que la depilación sea más fácil de realizar. El único detalle de este método es que duele muchísimo y puede que cause irritación en la piel.  

Depilación íntima con cremas 

La depilación con crema es el éxito de los métodos de depilación caseros. No hay dolor ni irritación. Solo debes limpiar la zona íntima con agua y jabón, cortar los vellos hasta dejarlos de medio centímetro, aplicar la crema hasta cubrir los vellos, esperar de 5 a 10 minutos y listo, retirar la crema con agua.  

Este método es muy sencillo y rápido de aplicar, pero debemos elegir una buena crema de depilación íntima y también debemos tener cuidado de no aplicar el producto en las mucosas de los genitales. 

Cada uno de estos métodos es único y tiene sus beneficios, solo debemos saber cómo depilar la zona íntima correctamente con el método que elijamos y nuestra piel estará perfecta.  

Descarga YA mi e-book
IMPACTA Y DESLUMBRA
"50 Consejos de belleza para brillar en todo momento"

impacta y deslumbra
Política de Privacidad *

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *