No hay mejor motivación cuando nos plantamos ante el reto de bajar de peso, que ver cómo la balanza refleja los kilos que hemos ido perdiendo.
Pero al cambiar nuestro estilo de vida, cuidar nuestra alimentación y mejorar nuestra salud, nuestro cuerpo inevitablemente sufre cambios por dentro y por fuera.

A nivel físico te sientes con más energía, el pelo y la uñas se fortifican e incluso tu ánimo mejora, pues los beneficios de llevar una vida sana se extienden al terreno emocional.

Pero también es cierto que si nuestro cambio de vida nos lleva a perder peso, la piel es el órgano más afectado, pues se estira y se encoge cada vez que subimos o bajamos de peso, vive la aparición de la odiada celulitis e incluso, si no nos ejercitamos, puede terminar luciendo flácida.

En un proceso físico como ese, podemos echar mano de algunos productos que tenemos en el mercado y que nos pueden ayudar a contrarrestar los cambios físicos, como las cremas anticelulíticas y los aceites hidratantes corporales de los cuales tenéis aquí una interesante comparativa.

Es importante recordar que estos productos, por más efectivos que sean, no son mágicos y no surten efecto de la noche a la mañana.

Será muy importante que combines tu rutina de alimentación y de ejercicios con un buen cuidado de la piel, es decir, que todo vaya a la par.

piel bajar de peso

Otros consejos para cuidar tu piel mientras pierdes peso

  • No te apresures: no tomes el camino rápido. Suprimir comidas o eliminar alimentos de tu dieta sin tomar en cuenta los aportes nutricionales que te estás perdiendo, quizá te hagan perder de peso mucho más rápido, pero no será una pérdida saludable ni estable, pues corres el riesgo de ser víctima del efecto rebote y recuperar el doble de los kilos que has perdido. Además de esto, bajar de peso abruptamente te deja más propensa a sufrir de flacidez.
  • Hidrátate: el agua no solo te quita la sed sino que hidrata tu piel. Lo ideal es que consumas un litro por cada 30 kg de peso. Igual que en el primer consejo, no te apresures: beber 4 litros de agua al día y de manera casi obligada te desmotivará un poco y serás más difícil adoptarlo como un hábito permanente.
  • Consume proteína magra: el pescado es una fuente de proteína magra sumamente valiosa, sobre todo cuando tienes una rutina diaria de ejercicios que te exige energía y una masa muscular resistente. Sus propiedades estimulan el crecimiento del tejido muscular y juega a tu favor a la hora de evitar la flacidez.
  • Ten paciencia: como ya he mencionado antes, perder de peso no es una tarea que ocurre de la noche a la mañana. Los resultados pueden ser lentos, pero al cabo de unos meses, la acumulación de estos pequeños resultados van a empezar a verse reflejados en tu cuerpo y en tu ánimo de manera palpable. Lo más importante es mantenerse motivado y adaptar tu mente a este nuevo y beneficioso estilo de vida.
También te puede interesar..  Cómo evitar que los geles hidroalcohólicos dañen tus uñas

Así que amiga, si estás en un proceso de bajada de peso, muchos ánimos y con calma. Si eres persistente y estás bien asesorada, irás poco a poco acercándote a tu objetivo para estar cada día más guapa y saludable 😘

¡Cuéntanos tu experiencia en los comentarios!

close

Descarga YA mi e-book
"Los 20 mejores trucos de maquillaje
de la historia"

20-trucos-maquillaje-ebook

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

4 comentarios

  1. ¡Muy buenas consideraciones sobre la cosmética necesaria mientras bajamos de peso! Estamos totalmente de acuerdo con el post. Nosotros recomendamos especialmente nutrir correctamente y, cómo no, apostar por cosméticos naturales. Todo acompañado de ejercicio y una dieta saludable.

  2. Nos apasiona el cuidado de la piel y este post es muy interesante ya que aconseja como hacerlo en un momento o etapa en concreto de nuestras vidas. Con la bajada de peso también suelen aparecer varices, siendo muy necesario ir cuidando tu alimentación de tal forma que se eviten lo máximo posible. Igualmente, algunas aparecen para quedarse, pero no debe preocuparos ya que siempre se pueden tratar