Todos sabemos que una excesiva exposición a la luz del sol puede tener diversos impactos negativos sobre nuestros ojos que podríamos evitar con una regulación de las horas de exposición a la luz solar, especialmente a la radiación ultravioleta, y una adecuada protección solar mediante el uso de gafas polarizadas.

Además, el daño solar es «acumulativo e irreversible», por lo que a mayor edad, mayor exposición y mayor el riesgo de sufrir lesiones. No obstante, existen factores genéticos y ambientales que hacen que los rayos UV no afecten a todos por igual.

Las personas que mayor riesgo presentan a la hora de sufrir daños en los ojos a causa del sol son los pacientes operados de cataratas, los niños y las personas con ojos claros.

Composición de la radiación solar

La radiación del sol está compuesta por diferentes tipos de rayos:

  • El 49% son rayos infrarrojos (IR) que proporcionan calor.
  • El 43% son rayos visibles (VI) que proporcionan luz.
  • El 7% son rayos ultravioleta (UV).
    Los rayos ultravioletas tipo C son absorbidos en su mayoría por la capa de ozono.
    Los rayos ultravioletas tipos A y B son los que llegan a nosotros en mayor medida, siempre dependiendo de las condiciones atmosféricas, altura del sol, latitud y altitud;  por ello aumentan su incidencia en verano.
  • El 1% restante son otros tipos de rayos.

Si nos exponemos al sol de una manera moderada obtendremos beneficios tales como la síntesis de vitamina D y la estimulación de procesos metabólicos y circulatorios, pero si abusamos de él, comenzarán a aparecer los efectos nocivos. 

Hay que destacar que la mejor medida para evitar las agresiones solares, es la prevención.
Por ello, los especialistas recomiendan el uso de gafas de sol, mejor si son gafas polarizadas, tanto en verano como en invierno.
Además las gafas deben proporcionar una protección del 100% contra la radiación ultravioleta, independientemente de su tonalidad.

gafas de sol polarizadas

¿Por qué usar gafas polarizadas?

A diferencia de las gafas que no lo son, las gafas polarizadas te ayudan a visualizar todo lo que hay a tu alrededor sin perder calidad de visión en colores y nitidez. Son las gafas que utilizan muchos deportistas en sus prácticas.

También te puede interesar..  El packaging como una estrategia de marketing

Además, pueden adaptarse y reforzarse con filtros de UV para ofrecer una mayor protección frente a la radiación solar y conseguir que tus ojos estén más descansados.

6 Ventajas de las gafas de sol Polarizadas

  1. Permite una visión sin reflejos
  2. Un contraste y nitidez superiores
  3. Ofrecen protección total contra los rayos UV
  4. Reducen la fatiga ocular
  5. Mejoran la realización de deportes y la conducción al mejor la visión.
  6. Son ideales para personas con sensibilidad a la luz y para niños

Sin embargo, las gafas polarizadas también tienen una serie de desventajas que debemos conocer:

  • Están diseñadas para reducir los reflejos de superficies horizontales, por lo que son menos efectivas con los reflejos en otras orientaciones.
  • Algunas pantallas no se ven bien con este tipo de lentes.
  • Están disponibles en una gama de colores más limitada que las gafas de sol tradicionales.
  • También la gama de graduación es más limitada.

Espero que este post os haya servido de ayuda a la hora de decidir el tipo de gafas de sol que vas a adquirir y a dejar claro las ventajas que tienen las lentes polarizadas frente a las convencionales.

close

Descarga YA mi e-book
"Los 20 mejores trucos de maquillaje
de la historia"

20-trucos-maquillaje-ebook

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

2 comentarios

  1. ¡Qué chulas! Sin duda, las gafas de sol son un complemento imprescindible en los días soleados, para proteger adecuadamente nuestra vista. Además, con la gran variedad de estilos y formas que hay, será imposible no encontrar el modelo que mejor se adapte a tu rostro. ¡Es ideal!