En España, casi uno de cada cuatro habitantes tenía seguro médico privado al final del año 2020. Esta crecida, totalmente comprensible en el marco de la crisis sanitaria que vivimos, ha roto el récord del aseguramiento privado con más de 11 millones de clientes. Y es que ha quedado patente que contar con el respaldo de un seguro de salud es muy conveniente siempre, pero más aún cuando la sanidad pública puede encontrarse, en ocasiones, sobrepasada. Y no hay nadie más vulnerable que un recién nacido.

La sanidad pública está preparada para cubrir todas las necesidades de un bebé, pero contar con la tranquilidad que los seguros de salud para bebés dan, es un apoyo al que muchos padres recurren sin dudar, especialmente los primerizos. Si te preguntas por qué contratar un seguro para bebés, sigue leyendo y acompáñanos.

seguro-para-bebes

Motivos por los que contratar un seguro para bebés

Cuando un niño nace, la sanidad pública cubre y programa revisiones periódicas para mantener el estado del pequeño bajo control en ese periodo tan vulnerable. Sin embargo, si todo avanza favorablemente, estas visitas periódicas se van espaciando gradualmente. Es muy normal que, llegados a este punto, los padres, sobre todo los primerizos, puedan sentirse desorientados o desamparados.

Contratar un seguro para bebés asegurará el poder obtener un seguimiento más frecuente y personalizado con coberturas y servicios que variarán dependiendo de la aseguradora elegida y la póliza contratada. Cualquiera de ellos, sin embargo, ofrecerá acceso directo a los especialistas y pruebas diagnósticas que la sanidad pública no siempre puede ofrecer en todos los casos.

¿Cómo contratar un seguro para bebés?

Los servicios de atención de embarazo, parto y cuidado del bebé son de las coberturas más contratadas en los seguros de sanidad privada, pero precisamente por ello hay que tener algunas cosas en cuenta:

En casi todos los seguros, la cobertura de embarazo y parto debe contratarse como un servicio adicional. Además, la mayoría tiene periodos de carencia que hacen que, si la mujer contrata el seguro estando ya embarazada, no pueda disfrutar de estas coberturas: es necesario planificarlo con suficiente tiempo teniendo en cuenta los meses de carencia del seguro buscado.

También te puede interesar..  #2: Como Es Mi Día A Día

En el caso del recién nacido, en algunos casos será posible añadirlo como un miembro más de la familia si la madre ya disponía de seguro con la compañía y sin pasar por carencias. Algunas pólizas familiares incluyen descuentos al contratar cobertura para varios miembros, aunque, si toda la familia lo contrata después, estarán sujetos a los periodos de carencia pertinentes.

Ventajas de los seguros de salud para bebés

Un bebé tiene necesidades muy distintas de las de un adulto y los seguros de este tipo están especializados para cubrirlas. Estas son algunas de las ventajas que la mayoría ofrece:

  • Acceso, sin listas de espera de larga duración, a todos los especialistas de puericultura y pediatría.
  • Asistencia telefónica las 24 horas para consultas o dudas, un servicio especialmente apreciado por padres primerizos ante el sinnúmero de dudas e inquietudes que naturalmente surgirán.
  • Revisiones y diagnósticos regulares adicionales a los de la sanidad pública.

Evidentemente, cada seguro varía en sus condiciones según lo ofertado por la aseguradora y lo contratado por el cliente, pero es importante no perder de vista las necesidades específicas de la familia y elegir la mejor opción, para lo cual comparadores de seguros como Doctor i, líder en territorio nacional, resultan una herramienta indispensable.

Gracias al uso de un comparador de seguros como este, podremos comprobar rápidamente qué seguro se ajusta mejor a nuestras necesidades y, además, contratarlo por el mejor precio.

close

Descarga YA mi e-book
"Los 20 mejores trucos de maquillaje
de la historia"

20-trucos-maquillaje-ebook
Política de Privacidad *

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

2 comentarios